Noticias


Buscar por categoría Buscar por palabra clave  

Information Technology | Camino al carnaval


La oportunidad del mercado brasileño para la industria tecnológica local: La dificil misión de instalarse en Brasil para las empresas argentinas no es la excepción en la informática. Qué tener en cuenta y cómo lograrlo.

(Information Technology - 21/10/2011) La alegría no es sólo brasileña", cantaba hace 29 años Charly García en su canción "Yo no quiero volverme tan loco. Lo mismo podrían decir las pocas empresas de software y servicios informáticos argentinas que hicieron pie en el mercado brasileño, una especie de "El Dorado" tecnológico latinoamericano y mundial. Además del atractivo del país vecino por el crecimiento de su economía en la última década, radicarse en Brasil significa para las compañías argentinas una cabecera para llegar a otros mercados. Después de la devaluación del peso en 2002, una decena de empresas argentinas de software se instalaron y operan en Brasil, según datos de la Cámara de Empresas y Servicios Informáticos (CESSI), aunque se desconocen los datos de facturación.

Para Gustavo Segre, CEO de Center Group, una consultora que participó en la constitución de más de 160 empresas de capital argentino en Brasil, la llegada de compañías informáticas locales al mercado del país vecino "es algo normal considerando que se trata de servicios". Este tipo de actividad "tiene una modalidad tributaria diferenciada. No pagan ICMS (similar al IVA) y en cambio pagan el ISS, un impuesto sobre el servicio, que en el caso más elevado es del 5 por ciento", explica. Según este economista, contador público y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Paulista, "el mercado está creciendo y las empresas de software no podían quedar fuera de este país".

Para José María Louzao, vicepresidente primero de CESSI, el arribo argentino a Brasil fue por etapas: en un primer momento llegaron empresas de alta especialización en outsourcing como Grupo ASSA y, luego, "algunas más pequeñas asociadas a consultoras brasileñas. En los últimos dos años, dado que en el mercado brasileño hay muchos profesionales argentinos de IT, algunos CIOs han contratado a empresas de su país de origen y así han aumentado la presencia de consultoras argentinas en ese mercado".

Justo a tiempo

La experiencia de Grupo ASSA en Brasil es representativa de la actividad informática argentina en el país vecino. "Comenzamos a trabajar hacia finales de la década del '90, acompañando a los clientes locales en su expansión al resto de América latina", recuerda Paul Dougall, VP Corporate Development de esta compañía. Uno de aquellos clientes fue Pérez Companc, que tenía operaciones en Brasil. En 1999, ya con miras a armar una operación local en Brasil, enviaron una "fuerza de elite" liderada por Federico Tagliani y cuatro consultores jóvenes que se establecieron en Brasil. "Durante ese año comenzamos a analizar posibles candidatos para una adquisición, y en la segunda mitad del año hicimos una oferta por una finna boutique de unos 18 consultores ex Accenture", dice Dougall. El 31 de diciembre de 1999 concretaron la adquisición, y con ella su propia plataforma en Brasil. "En el 2000, que fue el primer año de operación, multiplicamos por cinco veces y media el negocio de la empresa adquirida. Hoy, Brasil es el mercado más importante para Grupo ASSA, con un staff de más de 400 consultores, todos brasileños", subraya.

La movida resultó exitosa en la estrategia de regionalización de la compañía. "Para nosotros fue algo estratégico, ya que nos dio la posibilidad de crear una empresa realmente panregional. Hoy varios de nuestros principales clientes son corporaciones globales de origen brasileño, un tercio de los más altos ejecutivos de Grupo ASSA son brasileños y el principal mercado doméstico dentro de América latina es Brasil, con el 40 por ciento de las ventas", explica el ejecutivo.

Visiones diferentes

Los entrevistados para esta nota manifestaron puntos de vista divergentes sobre las facilidades para la instalación de empresas argentinas en Brasil y viceversa. "En función de mi experiencia, es más fácil abrir una empresa argentina en Brasil que una empresa brasileña en la Argentina", dice Segre. "Una compañía de servicios se puede abrir directamente ante un escribano y no tiene necesidad de inscribirse en el Estado (provincia). Los trámites son más simples y la constitución es más rápida", asegura el autor del libro "Brasil, coloque un pie sin meter la pata".

Desde la CESSI, Louzao contrapone que "es más factible la instalación de empresas brasileñas en la Argentina que al revés, ya que la legislación y el mercado de trabajo es más abierto en nuestro país. Además, la parte tributaria es más simple en la Argentina". Sin embargo, admite que "son muy pocas las empresas brasileñas que llegan a la Argentina debido al aumento de la demanda interna que tienen en Brasil, dado el crecimiento de su mercado".

Una tercera visión proviene de Grupo ASSA. Dougall cree que "ninguna de las dos opciones es sencilla. Virtualmente ninguno de nuestros competidores han podido hacerlo en forma sustentable. La industria de IT brasileña siempre ha mirado a la Argentina como un mercado tácticamente muy valioso, pero en general no han logrado llegar con sus productos y servicios", en especial por "temas culturales".

Louzao agrega que "uno de los principales obstáculos" para ingresar al mercado brasileño es "entender las cuestiones fiscales nacionales, estaduales y municipales". Además, "Brasil cuenta con un mercado laboral absolutamente cerrado y con un elevado nivel de agremiación y conductas excesivamente localistas de parte de los empresarios brasileños hacia los que va orientada la oferta".

Segre explica cómo es el proceso para la radicación de una empresa argentina en Brasil, partiendo de la base que se trata de una compañía de capital extranjero, con socios argentinos:

-Como paso previo al trámite de apertura, se debe tramitar el CPF (o CNPJ, si el socio es una persona jurídica) de los socios.
-Como los socios no suelen tener residencia allí, deben tramitar el CPF (Catastro de Personas Físicas) o CNPJ (Catastro Nacional de Personas Jurídicas) a través de un poder a un residente. El poder se hace en la Argentina, ante escribano, se envía a Cancillería y luego se traduce y registra ante un escribano en Brasil.

-Definidos los socios (por lo menos dos socios, personas físicas o jurídicas) y el capital, se registra el contrato social en una escribanía y luego se tramita el CUIT (CNPJ de la sociedad constituida). -Por último se tramita el permiso de funcionamiento ante la municipalidad para el pago del 1SS cuando la empresa facture. "De punta a punta podemos hablar de 60 días", asegura Segre.

Motivaciones y ventajas

Los consultados coinciden en las motivaciones que tienen los argentinos para entrar a Brasil: "Por el tamaño del mercado y por ser un país estable. Y un buen resultado aquí permite una expansión regional", dice Segre.

Louzao, de CESSI, señala que "lo fundamental es el tamaño del mercado y el horizonte de crecimiento existente, que permite abordar proyectos que sean de mediana envergadura para Brasil y que en la Argentina serían grandes proyectos. En ese caso, se da respuesta con un mix de recursos utilizando mano de obra desde la Argentina".

¿Cuáles son las ventajas comparativas de Brasil para realizar negocios tecnológicos? Para Louzao, "con pocos clientes se puede lograr un volumen importante de negocios. Además, es muy apreciada la especialización de nuestros recursos y su no encasillamiento en una sola plataforma tecnológica. El crecimiento de la demanda estatal ha generado que muchas empresas se encuentren desatendidas por sus habituales proveedores".

Dougall coincide: "El mercado tiene una escala mayor. La competencia es más dura porque toda empresa que se imagina como global siente la necesidad de operar en Brasil, pero el retorno para los exitosos está ajustado a un tamaño de mercado varias veces equivalente al argentino. Desde Brasil el mundo también es percibido diferente y uno mismo es percibido de manera diferente. La connotación de riesgo país en Brasil hoy es menor a la de muchos países del hemisferio norte. Pero la belleza está en la combinación: a los clientes les gusta cerrar negocios en Brasil y que parte de los servicios vengan de la Argentina para mejorar la ecuación costo-desempeño".

Por Por César Dergarabedian

(Podrá encontrar la nota completa en su edición impresa)


Más noticias

 
AGENDA

VER TODOS





























BUSCADOR EVENTOS Y NOTICIAS
buscador
NEWSLETTER CESSI SUSCRIBITE!
CESSI TV
SEGUINOS EN FACEBOOK
FOTOS