Noticias


Buscar por categoría Buscar por palabra clave  

BAE | La industria del software todavía está lejos de satisfacer su demanda laboral


El crecimiento del empleo fue 4% menos del que necesitaba

(Diario BAE - 16/01/12) El empleo en la industria del software creció a un ritmo 4% menor que el que necesitó en el 2011, principalmente por falta de profesionales, una problemática estructural del sector. Por eso, el Gobierno y las empresas impulsan becas para cursos cortos y tecnicaturas con el fin de achicar esa brecha. En ese camino, el perfil de los trabajadores que piden las empresas ha ido mutando y exigen perfiles laborales con formaciones más específicas que las que tienen los egresados de las carreras de ingeniería tradicionales.

La falta de ingenieros afecta a todo el arco industrial, no sólo al sector del software. Para ganar competitividad, el desafío más grande está en la fase que requiere mayor empleo calificado, mayor inversión, y que acapara la apropiación de mayor valor: el desarrollo del producto.

“Hay que seguir avanzando para que localmente se agregue más valor, y para eso se tienen que empezar a instalar en el país laboratorios de I+D [investigación y desarrollo]”, señaló a BAE el economista de la Universidad de San Martín Enrique Dentice.

En la etapa de industrialización, es necesario crear espacios para el diseño y la creación de productos, pero también fomentar el desarrollo de los recursos humanos. “Somos deficitarios en términos de ingenieros. Los que hay no son suficientes, y hay muchos que están afuera”, agregó Dentice.

El sector informático es uno de los que más sufren este déficit. Las proyecciones estimaban que para el 2011, debía alcanzar un crecimiento del empleo del 15,1%, pero no llegó al 12 por ciento. Siguió así la tendencia del 2010, cuando creció un 7,5% sin satisfacer las perspectivas que proyectaban un 10,6%, según datos del Observatorio Permanente (OPSSI) de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI).

“Esta diferencia [entre lo previsto y lo logrado] puede ser explicada a partir de una demanda de personal calificado que no pudo ser finalmente satisfecha”, señaló la cámara en un informe de hace un año, que agrega que sólo el 50% de las empresas aumentó su cantidad de trabajadores.

En el 2011 se generaron 10.000 nuevos puestos de trabajo para alcanzar un total de 70.000 empleados en el sector, cuando en el 2003 eran apenas 20.000. Sin embargo, se precisan cada vez más trabajadores calificados. Como todos los años, los empresarios de la industria marcan la falta de profesionales como el principal problema para su crecimiento, según la cámara que los agrupa.

Es que se trata de una industria que crece cada vez más. En el 2011 las exportaciones sectoriales aumentaron un 12,6%, lo que representó un incremento de u$s 747; en el período 2003-2011 las ventas al exterior crecieron un 340% y la facturación un 20%, pasando de u$s2.582 millones en el 2010 a u$s3.102 millones. Con respecto al 2003, la suba fue de un 300 por ciento.

El crecimiento es a nivel global, y por eso muchos profesionales argentinos trabajan offshore (para otros países viviendo en la Argentina). La atracción se da por los salarios en dólares.

En este contexto, el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, lanzó en diciembre junto a la CESSI, una nueva edición del Programa de Becas Control+F y Control+A para formar a los trabajadores del sector SSI (Software y Servicios Informáticos).

“Hace seis años venimos manejando el Programa Ctrl F, que para mediados del 2012 va a haber otorgado 21.000 becas”, contó a BAE el vicepresidente de la CESSI, Diego Berardo, que explicó que el plan apunta a “insertar más empleados en el mercado laboral y que gente que tiene algún trabajo pueda mejorarlo mediante una capacitación”.

“El programa otorga menos formación general y más formación específica puntual para trabajar un determinado proceso”, precisó Berardo. Esto permite que más trabajadores entren en el mercado laboral de la industria, aunque con una formación menor que con las carreras tradicionales.

“La proporción de egresados que tienen las carreras de ingeniería es muy baja en comparación con otros países”, informó a BAE la ingeniera de la Cámara de Empresas Informáticas del Litoral (CEIL), Fabiana Cereseto, y sostuvo que se necesita cada vez más personal para acompañar el crecimiento de las empresas y el desarrollo de mejores productos.

Según Cereseto, el principal problema, en comparación con otros países, es el poco interés en las carreras de ingeniería. En la Argentina se reciben 5.000 ingenieros por año, pero se precisan muchos más. “Para tener un desarrollo industrial importante se necesitan más carreras técnicas. Para ser competitivo a nivel internacional se necesitan profesionales”, subrayó.

Por Darío Gannio

Ver nota original


Más noticias

 
Torneo Golf
AGENDA

VER TODOS























BUSCADOR EVENTOS Y NOTICIAS
buscador
NEWSLETTER CESSI SUSCRIBITE!
CESSI TV
SEGUINOS EN FACEBOOK
FOTOS